Pancakes de ayote con Baileys

Brunchear es una de nuestras actividades favoritas los fines de semana, igual que ir a la feria del agricultor. Por ellos nos inspiramos a crear una receta apta para brunch que usará algún producto de temporada.

Los pancakes son relativamente sencillos de hacer, pero dan espacio para mucha personalización. El ayote sazón les da un dulzor suave que combina muy bien con el Baileys, además de un color muy bonito.

La salsa a base de caramelo tiene un sabor a butterscotch, y combina muy bien al potenciar el Baileys en los pancakes. También es muy buen complemento para cualquier otro postre.

Pancakes de ayote con Baileys con jarabe de butterscotch

Pancakes

  • 100gr avena hojuelas
  • 160ml ayote hervido
  • 1 huevo
  • 1 cda polvo hornear
  • 1 pizca sal
  • 1 cda canela extra
  • 1 cda extracto de vainilla
  • 80ml Baileys a temperatura ambiente

Procese la avena en hojuelas en un procesador de alimentos hasta que tenga la consistencia de una harina gruesa, aproximadamente 2 minutos. Mezcle la harina de avena con el polvo de hornear, la canela y la sal y separe para uso posterior.

Procese el ayote hervido con el Baileys y el extracto de vainilla, hasta que tenga una consistencia de puré suave. Agregue más Baileys de ser necesario.

En un tazón hondo mezcle el puré de ayote con un huevo. Agregue y mezcle poco a poco la harina de avena con los ingredientes secos. Deje reposar el tazón por 10 minutos.

En una sartén con aceite a fuego medio agregue aproximadamente 3-4 cucharadas de la mezcla, pendiendo que tan grande desee los pancakes. Cocine el pancake hasta que se formen burbujas en la superficie, y proceda a darle vuelta con la ayuda de una espátula. Cocine por un par de minutos más y retire del fuego.

Salsa

  • 50gr mantequilla
  • 100gr azucar Moreno
  • 40ml Baileys a temperatura ambiente

En una olla a fuego bajo comience a derretir la mantequilla. Una vez que la mantequilla esté completamente derretida agregue el azúcar moreno y mezcle constantemente con una espátula o batidor. Cuando el azúcar se haya derretido, es decir cuando al pasar una espátula por el centro de la olla queda un zurco seco en el fondo por un momento, agregue el Baileys y continúe batiendo constantemente.

Cuando el Baileys se haya espesado lo suficiente como para quedarse adherido a una espátula  o cucharada, apague el fuego y manténgase revolviendo por un par de minutos más. Servir caliente sobre pancakes, helados, o cualquier postre en general.

MilenaAutor

Deja un comentario